Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, explicó que México firmó un acuerdo con JP Morgan, HSBC y Mizuho Securities, para refinanciar su deuda y renovar dos de sus principales líneas de crédito.

“Esta operación está liderada por tres de las instituciones financieras más importantes a nivel global”, resaltó Ebrard Casaubón,  quien agregó que el acuerdo creará un fondo revolvente por 8,000 millones de dólares para Petróleos Mexicanos.

En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller dio la bienvenida a Nuno Matos, director general de HSBC México; Felipe García Moreno, presidente en México de JP Morgan y Jerry Rizzieri, director general de Mizuho Securities.

“Son buenas noticias, porque significan avances en el plan de negocios para Pemex y para el gobierno de México en su conjunto, mediante los cuales se puede apuntalar el crecimiento económico de México”, subrayó.

Explicó que las líneas de crédito se renovarán en mejores condiciones y adelantó que servirán para reducir la carga fiscal de Pemex.

Insistió en lo dicho antes por el presidente López Obrador, en el sentido de que no se trata de contratar nueva deuda pública, sino del refinancimiento y la renovación de dos líneas de crédito revolventes, con tres de las instituciones financieras más importantes del mundo.

Por su parte, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, enfatizó que después de cinco meses de negociaciones, Pemex ha logrado alcanzar un acuerdo muy importante para refinanciar una parte de su deuda, con tres de las principales instituciones de la banca internacional.

“No podemos dejar de mencionar que una de las constantes en la gestión de las anteriores administraciones de Pemex se reflejan en el crecimiento sin precedentes de su deuda”, dijo.

Esto, luego de que el endeudamiento de la petrolera pasó de 841 mil millones de pesos en 2013 a más de dos billones de pesos en 2018, es decir un incremento de 17.2 por ciento a tasa anual

En tanto, el Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, apuntó que están decididos a respaldar a Pemex, a apoyarlo, no solo haciéndose cargo de su deuda, considerando que es deuda soberana, sino con el respaldo de una política fiscal favorable.