Moodys’s Investors Service advirtió que Petróleos Mexicanos (Pemex) enfrenta riesgos operativos por su estrategia nacionalista para aumentar la producción de petróleo, debido a su nula disposición a establecer alianzas con particulares.

Según el análisis de la calificadora, firmado por la analista Nymia Almeida, Pemex enfrenta un entorno legal y regulatorio incierto, con una liquidez débil, que podría obstaculizar su capacidad para impulsar la inversión de capital.

Prevemos que los gastos de capital de Pemex para el desarrollo y la exploración de petróleo y gas aumentarán cerca de un 21 por ciento en 2019, a 6.9 mil millones de dólares, desde aproximadamente 5.7 mil millones de dólares en 2018, pero esa cantidad es muy inferior al mínimo de 12.5 mil millones de dólares anuales que estimamos que es necesario”, evaluó.

La calificadora internacional resaltó que la urgencia del Gobierno Federal para estabilizar la producción por campos maduros y terrestres ha olvidado la exploración de petróleo y gas, particularmente en aguas profundas.

Se corre el riesgo de acelerar el agotamiento de sus campos petroleros existentes, al tiempo que dedica todos sus esfuerzos para estabilizar y luego aumentar la producción de petróleo”, dijo la calificadora.

Agregó que la ausencia de farmouts y asociaciones con terceros para Pemex probablemente obstaculizará la tendencia a mediano plazo del petróleo y el gas de la empresa, y disminuirá el potencial de aumento de la eficiencia.