El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó a Petróleos Mexicanos (Pemex) presentar las estadísticas y documentos sobre la cancelación y/o revocación de permisos y contratos a gasolinerías por la venta ilegal de combustible y por irregularidades en los controles volumétricos.

El INAI preciso que la información deberá estar desglosada por año, estado, municipio, estaciones de servicio, y cuando sea el caso, el número de franquicia y contrato.

Proporcionar información como la requerida abona a la rendición de cuentas, toda vez que la sociedad en general podría conocer el número de cancelaciones de permisos y revocaciones de esos contratos de comercialización y de franquicia a permisionarios de expendio al público de gasolina y diésel por las irregularidades en los controles volumétricos y derivadas de la presunta compra de gasolina de forma ilegal”, subrayó la comisionada María Patricia Kurczyn Villalobos.

La comisionada encargada del caso señaló que un total de 12 mil 581 tomas clandestinas fueron detectadas en algunos estados del país en 2018, como Puebla, Hidalgo, Veracruz, Estado de México, Jalisco y Tamaulipas

 “El robo de hidrocarburos es un tema que nos interesa a todos los mexicanos; impacta la economía y, como sabemos, produce o puede producir accidentes que son lamentables”, enfatizó la comisionada Kurczyn.

La decisión del organismo se dio luego de que un particular solicitó el informe entregado por Pemex a la Cámara de Diputados sobre la cancelación de permisos o revocación de contratos de comercialización de gasolinas y diésel por irregularidades en los controles volumétricos, así como el número de estaciones a las que se revocaron o cancelaron los permisos o contratos por la venta ilegal de combustible.