La descentralización, la digitalización y la descarbonización continúan impulsando cambios dinámicos en el mercado energético global, tal como se detalla en el documento técnico de GE Power (NYSE: GE), Re imaginando el futuro de la electricidad.

Las fuentes de energía renovables han crecido a tasas de dos dígitos durante más de una década y es probable que continúen haciéndolo. Dadas las necesidades únicas y crecientes de flexibilidad para equilibrar la red energética, GE Power (NYSE: GE) ve una oportunidad significativa para su negocio de aeroderivadas y anunció que está invirtiendo más de $200 millones en el negocio, en los próximos tres años, a través de nuevas presentaciones de producción y capacidades de servicios. Este compromiso incluye la ampliación de su Centro de Servicio de Houston y la ampliación de sus soluciones de flota cruzada para reimpulsar las turbinas de gas y aeroderivadas y de servicios de otros fabricantes de equipos originales (OEM).

Según un estudio de 2016 de Technavio, se espera que la industria mundial de turbinas de gas aeroderivadas crezca a una tasa anual de casi 5 por ciento entre 2016 y 2020, y las turbinas aeroderivadas probablemente se conviertan en la tecnología necesaria para proporcionar servicios de balance para la energía renovable. Estos crecientes desequilibrios de potencia están obligando cada vez más a los generadores convencionales a operar de una manera más flexible, incrementando con mayor frecuencia, para equilibrar la intermitencia de las energías renovables y proporcionar servicios más estables de red.

Dado este fundamental papel en la infraestructura eléctrica, el tiempo de inactividad puede ser costoso y es sumamente importante que los operadores tengan planes establecidos para garantizar la continuidad de las operaciones y el mínimo tiempo perdido para el mantenimiento y las reparaciones.

“Como el mayor fabricante y proveedor mundial de tecnología de turbinas de gas, GE se compromete a desarrollar las mejores soluciones de turbinas aeroderivadas, que están en una posición única para proporcionar la generación de energía flexible que nuestros clientes necesitan en un mercado tan complejo y dinámico”, dijo Martin O’Neill, Gerente General de servicio de turbinas de gas aeroderivadas de Power Services de GE. “En consecuencia, es fundamental que continuemos inyectando nuevas inversiones para crear soluciones de servicios para una mayor flexibilidad, confiabilidad y rendimiento, y que estas soluciones estén disponibles para los productores de energía y los operadores industriales con equipos que no sean de GE”.

Re energizando la flota cruzada con turbinas de gas aeroderivadas de GE

GE ha ampliado sus soluciones de flota cruzada para repotenciar las turbinas de gas hechas por fabricantes de equipos originales de competidores, como Siemens, Rolls Royce, Pratt & Whitney, Westinghouse y Mitsubishi, con la tecnología aeroderivada de GE. GE reveló que ya ha logrado más de $15 millones en órdenes en este segmento.

Este último desarrollo se beneficia de los 40 años de experiencia de la compañía en el negocio aeroderivado, basado en el legado de GE Aviation, así como en la amplia capacidad y experiencia de la turbina de vapor, el generador y HRSG otras capacidades OEM que GE adquirió del negocio de energía de Alstom en noviembre de 2015.

“Estoy muy contento de que hayamos firmado acuerdos para mejorar el rendimiento y la capacidad de servicio de las flotas de turbinas de gas aeroderivadas de otros OEM”, continuó O’Neill. “Hemos realizado proyectos de repotenciación con aerogeneradores de gas en las unidades de Siemens, Rolls-Royce y Pratt & Whitney en varios países, incluidos Jamaica, Australia y los Países Bajos, así como en una plataforma marítima en el Mar del Norte, en Europa”.

Este anuncio se da poco después del anuncio de GE en mayo, cuando dio a conocer soluciones de flota cruzada para otras turbinas de gas OEM, incluidas las unidades SGT-800 y 501F de Siemens y Mitsubishi y $200 millones en pedidos.

Expansión del Centro de Servicio de Houston

Continuando con su compromiso en el negocio de Aeroderivadas, GE Power está invirtiendo en sus capacidades para servir más rápidamente a las unidades en su Centro de Servicios en Houston (HSC, por sus siglas en inglés), el centro de servicio más grande de GE para aeroderivadas LM.
El año pasado, el Centro aplicó más de 340.000 horas-hombre para resolver problemas de los clientes, apoyando a más de 470 operadores de planta en más de 60 países. Con el anuncio de la expansión de hoy, será mejorada las instalaciones y el flujo de trabajo del sitio agregando aproximadamente 40 trabajos, invirtiendo en capacidades y procesos digitales para dar servicio a más de 500 motores y módulos actuales por año, y brindará más volumen que cualquier otro centro de reparación de GE en el planeta.

Como señaló Rick McPherson, gerente de planta Walnut Creek, operada por NRG, NRG tiene una larga relación con GE y el centro, “el año pasado enviamos un módulo central al Centro de Servicio de Houston de GE para reparar. La gerencia y el personal técnico proporcionaron un cronograma preciso y actualizaciones a través del sistema a medida que las reparaciones progresaban. Con un tiempo de inicio de menos de 10 minutos, nuestra flota flexible de aeroderivadas es adecuada para respaldar los ambiciosos objetivos de energía renovable de California. En el futuro, seguiremos trabajando con el equipo de GE en el Centro de Servicios de Houston”.

En 2018, la propiedad de Walnut Creek cambió a Clearway Energy como parte del plan de transición de NRG para reducir la deuda. El Centro de Energía de Carlsbad seguirá siendo propiedad de NRG hasta que el proyecto se comercialice a fines de este año. Ambas plantas continuarán siendo operadas por NRG.

Además, GE Power decidió implementar las inversiones para garantizar que sus tecnologías aeroderivadas continúen creciendo como parte esencial de la imagen de generación para sus clientes, como Southern California Edison (SCE). GE Power trabajó con SCE para desarrollar conjuntamente la turbina de gas híbrida que ha estado en operación durante casi un año. Con las tecnologías aeroderivadas y de almacenamiento de energía de GE, el sitio de SCE ha realizado una reducción del 60 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero y un 50 por ciento menos de arranques.