El precio en el que los gasolineros adquieren la gasolina Magna para luego venderla al público fue en enero de 16.92 pesos por litro en el promedio nacional, mientras que el precio al consumidor fue de 18.95 pesos, revelan cifras de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Esto constituyó un margen de ganancia para las estaciones de servicio de 2.03 pesos o 12.0 por ciento por litro en dicho combustible durante el primer mes del año, el más alto desde que la CRE inició su registro de precios, es decir abril de 2017.

Situación similar se observó con la gasolina Premium, cuyo precio en las Terminales de Almacenamiento y Reparto (al mayoreo) fue de 17.51 pesos por litro en el mes de referencia, en tanto que el precio promedio a los automovilistas fue de 20.28 pesos, un margen de beneficio para las estaciones de servicio de 2.77 pesos, 15.8 por ciento por cada litro vendido, el cual también es el más alto en el periodo de referencia.

Expectativas de operación al 70 % en refinerías de Pemex: Rocío Nahle

Estas dos cifras implican que, entre enero de 2018 y el mismo mes de este año, el margen de los gasolineros aumentó 91.3 por ciento por cada litro de gasolina magna vendida.

Estos datos refuerzan el argumento del gobierno federal de que, en el inicio del año, los gasolineros aumentaron sus márgenes de ganancia, razón por lo cual se cambió el esquema del estímulo fiscal en los combustibles, que ahora se aplicarán sobre el precio al mayoreo y no sobre el precio al público.