BHP –empresa australiana y compañía líder en recursos– invertirá $256 millones de dólares en la perforación de un pozo adicional de evaluación en el Golfo de México, en el campo petrolero Trión, durante la segunda mitad del 2019.

Con esto, se busca que la firma comience a bosquejar las características, recursos y cualidades del bloque.

Steve Pastor, presidente de operaciones de BHP, asegura que este gasto servirá como gancho para accionar la exploración y el desarrollo de este campo, en caso de que éste derivara en un proyecto comercial.

“Los objetivos primarios del pozo de evaluación y los estudios son confirmar el volumen y composición de hidrocarburos cerca de la cresta de la estructura de Trión, así como la viabilidad del desarrollo del campo”, declaró.

La inversión para el desarrollo total del proyecto ronda los $11,000 millones de dólares. Se espera que la primera producción se obtenga en seis o siete años, con más de 100,000 barriles diarios de petróleo crudo equivalente.

Trión, superficie de oportunidades

Fue descubierto por Pemex en 2012 y cuenta con reservas totales 3P (probadas, posibles y probables), por 485 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

El campo –ubicado 200 kilómetros al este de Matamoros, Tamaulipas, y a 40 kilómetros de la frontera de aguas territoriales del Golfo de México– tiene un tirante de agua de más de 2,500 metros de profundidad.

Actualmente, BHP cuenta con 60% de participación y operación dentro de Trión, mientras que Pemex tiene el otro 40%. Este campo es la primera asociación farm-out para exploración y producción en la historia de Pemex, misma que fue acordada a partir de la Reforma Energética de 2013.T