Como resultado de su fuerte crecimiento en la producción de petróleo, Estados Unidos se convertirá en un exportador neto de petróleo en 2021, ya que sus exportaciones de crudo y productos superan sus importaciones. Esto de acuerdo con el reporte de expectativas 2019-2024 de la Agencia Internacional de Energía (AIE), liberado reciéntemente

Las exportaciones alcanzarán los 9 mb/d, superando a Rusia y alcanzando a Arabia Saudita. La transformación de Los Estados Unidos en un gran exportador es otra consecuencia de su revolución de esquisto.

Las mayores exportaciones de Estados Unidos a los mercados mundiales fortalecerán la seguridad del petróleo en todo el mundo. Los compradores de petróleo crudo, particularmente en Asia, donde la demanda crece más rápidamente, tendrán una mayor variedad de proveedores. Esto dará mayor flexibilidad operativa y comercial, lo que reducirá su dependencia del suministro tradicional a largo plazo.

En el comercio mundial de energéticos no solamente Estados Unidos destacará, se prevé que Brasil venderá 0.8 mb /d adicionales de petróleo para 2024. Después de Brasil, Noruega está disfrutando un renacimiento y superará a Kazajstán y Kuwait en los próximos cinco años, un notable logro.