La Agencia Internacional de Energía (AIE), ha liberado su análisis proyectivo sobre el mercado petrolero mundial para los próximos cinco años, 2019-2024.

Este documento llamado “Times of extraordinary change for the oil industry”. Tiempos de cambio extraordinario para la industria petrolera, detalla algunos de los factores más relevantes que moverán a este sector en el mundo entero, prevé tendencias y señala estimaciones sobre los mismos elementos.

Se trata de un estudio altamente profesional, que sirve de guía para la industria petrolera en el mundo entero.

Tiempos de cambio extraordinario para la industria petrolera

Los mercados mundiales del petróleo atraviesan un período de cambios extraordinarios; los Estados Unidos lideran cada vez más la expansión en los suministros mundiales. Mientras tanto, las leyes están limitadas por las sanciones y la restricción de la producción en los países productores clave.

Esto contribuye a la transformación de los suministros mundiales de petróleo, con implicaciones críticas para la seguridad energética global, el análisis que hace la AIE considera escenarios y previsiones hasta el año 2024.

Aunque los Estados Unidos tuvieron el mayor aumento de la demanda mundial en 2018, el crecimiento continúa. Pero Asia también tendrá mucho que decir en los próximos años, estos cambios tendrán profundas consecuencias para el comercio y la refinación.

Estados Unidos liderará el crecimiento de la oferta global; México no pinta.

Estados Unidos continúa dominando el crecimiento de la oferta en el mediano plazo. El país mantiene su expansión sin precedentes vista en 2018, cuando la producción total de líquidos aumentó en un récord de 2.2 millones de barriles por día (mb / d), Estados Unidos representarán el 70 por ciento del aumento en la capacidad global de producción hasta 2024, sumando un total de 4 mb/d

Importantes contribuciones también vendrán de otros países no miembros de la OPEP, incluyendo Brasil, Canadá, la resurgida Noruega y el recién llegado Guyana, que sumarán otros 2.6 mb/d en los próximos cinco años. En total, se prevé que la producción fuera de la OPEP aumente en 6.1 mb /d hasta 2024.

Entre los países de la OPEP, solo Irak y los Emiratos Árabes Unidos tienen planes significativos para aumentar su capacidad. Estas ganancias tienen que compensar las fuertes pérdidas de Irán y Venezuela, que están sujetas a sanciones y agitación política o económica. Como resultado, la capacidad de producción efectiva de la OPEP caerá 0.4 mb/d en 2024.