La iniciativa de Ley de Ingresos que la Secretaría de Hacienda presentó al Congreso contempla unos ingresos por ventas de bienes y prestación de servicios de Pemex de 524,291.6 millones de pesos, un 24% más con respecto a lo aprobado para el ejercicio presupuestario de 2018.

Los ingresos petroleros previstos son 14.3% mayores a lo aprobado en el Paquete Económico del año anterior, derivado dela expectativa de un mayor precio del petróleo y un dólar más caro. Sin embargo, si se comparan con el cierre previsto para 2018, crecerían sólo 1%, advierte la dependencia en un comunicado.

Esta información va en línea con lo previsto por analistas del sector, quienes han estimado mayores ingresos petroleros para el arranque de la administración de Andrés Manuel López Obrador, gracias al entorno macroeconómico.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) sería otra de las empresas estatales que aumentaría sus ingresos para el próximo año: la subida prevista es de 10%, a 418,226 millones de pesos, según lo previsto en las ventas de energía.

Sin embargo, no todas las empresas del Estado saldrían bien paradas el siguiente año. Para el ISSSTE, el documento estima una disminución en sus ingresos de 29% respecto a lo aprobado para 2018, mientras que IMSS sufriría una reducción de 16%.

La iniciativa de ley contempla ingresos del gobierno y sus entidades estatales de algo más de 1 billón de pesos para el siguiente año por la venta de bienes y la prestación de servicios.