El peso se ha recuperado 6 por ciento en los primeros dos meses de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador; incluso, ha oscilado por debajo de la marca psicológica de los 20 enteros en las semanas recientes.

Una temporal caída del dólar en los mercados internacionales y una menor preocupación de los inversionistas en el mercado local con respecto a la política fiscal, económica y energética del nuevo Gobierno de México, han contribuido en el reciente comportamiento positivo de la divisa mexicana.

En ventanillas bancarias o en el mercado al menudeo, el dólar culminó el viernes en 19.40 pesos, su menor cotización desde mediados de octubre pasado y un 6 por ciento por debajo de los 20.35 pesos intercambiados el 1 de diciembre de 2018.

Incluso, el billete mexicano logró nueve semanas de alzas consecutivas, para acumular su mejor racha positiva en 20 años.

Las expectativas apuntan a que el tipo de cambio enfrenta un soporte clave de 19 pesos en el mediano plazo, un nivel que no perfora desde el 16 de octubre; en dirección opuesta, enfrenta la primera resistencia en los 20 pesos, cima que perdió el 26 de diciembre.