La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) informó que Petróleos Mexicanos (Pemex) decidirá en junio el futuro de las asociaciones pendientes con empresas privadas (farmouts).

El comisionado de la CNH, Héctor Moreira, adelantó que falta un mes para que la compañía petrolera confirme (o no) dichas asociaciones con fecha y reglas del contrato.

Como resultado de la reforma energética del gobierno de Enrique Peña Nieto, Pemex logró asociarse con otras empresas, incluyendo su primer farmout con la empresa australiana BHP Billiton en diciembre de 2016 para el campo Trión, en aguas ultraprofundas del Golfo de México.

En octubre de 2017, Pemex se alió con  la egipcia Cheiron y la alemana Deutsche Erdoel AG (DEA) para desarrollar los campos terrestres Cárdenas-Mora y Ogarrio, respectivamente.

El comisionado Moreira reconoció que este esquema de alianzas es bueno para la compañía que hoy arrastra la deuda petrolera más grande del mundo. “Por ejemplo, el riesgo ahora es de BHP y no de Pemex, quien sigue siendo dueño del campo”, comparó.

Los farmouts han dejado 1,600 millones de dólares en transferencias a Pemex, además de que recibirá el 50% de todo lo que produzcan.