Este 2018 que finaliza fue un año de muchos retos, pero muy positivo para ABB; en este sentido la empresa registró crecimiento de doble dígito, muy sólido, creció en 7 segmentos principales, aunque la empresa concentrarse a nivel mundial en dos grandes mercados: Electrificación y automatización.
En su desayuno anual con medios de comunicación, el presidente y director general de ABB en México, Vicente Magaña, expuso un balance de los logros de la empresa en este año, las expectativas hacia 2019 y otros asuntos de relevancia local.

Cambios, escenario que no es nuevo
ABB es una empresa que tiene más de 100 años y no es la primera ocasión que se encuentra inmersa en un proceso de cambio mundial, o de los países en los que está presente.

Por esta razón el ejecutivo observa una serie de oportunidades, aunque reconoce que los cambios son cada vez más acelerados y en ese sentido es necesario adaptarse a las condiciones que fijan los mercados y las economías.

El crecimiento más relevante de ABB se observó en tres grandes rubros: industria automotriz, en donde si bien no hubo nuevas plantas las compañías del sector tienen que seguir reinventándose; alimentos y bebidas, así como en sector electrónico.

En este año varios sectores se han movido a diferente velocidad, pero ABB ha podido participar en varios proyectos y con éxito.

En este sentido la colaboración con la Compañía Federal de Electricidad (CFE) ha sido más estrecho, a partir de los sismos se creó mayor monitoreo inteligente para reducir costos y dar más eficiencia a las instalaciones.

En energías renovables ABB tuvo incluso un crecimiento de triple dígito, el secreto fue la implementación de soluciones integrales, que reducen tiempos de instalación hasta 50-60 por ciento, también disminuyen los gastos primarios, lo que permite generar mayor eficiencia en costos.

La reforma energética ha impulsado la creación de mayores proyectos, es importante que estos sigan ejecutándose para que el país tenga beneficios, es muy positivo que el sector de transmisión de energía en México siga avanzando.

En el sector minería y comercio también arrojó para ABB un crecimiento de doble dígito debido a que por ejemplo las compañías mineras han buscado reinventarse para impulsar sus operaciones, mientras que en alimentos y bebidas hay casos como la industria del azúcar que en años anteriores no tenía mucha inversión y que hoy pretende ser número uno del mundo, ahí es donde ABB ha estado presente.

Transporte e infraestructura es otro de los negocios relevantes para la empresa, considerando que para 2040 el 88 por ciento de la población mundial vivirá en áreas urbanas; aquí ABB avanza no solamente en movilidad inteligente, sino también en transporte sustentable.

Existen casos como los cargadores de automóviles, que recargan las baterías de los autos en tiempo récord de 18 minutos, el proyecto lo trabaja la compañía junto con CFE.

ABB participa actualmente mucho en este nuevo concepto de la electrificación de las cosas, algo que permitirá generar más energía y conectarse a la red. Hacia 2019 veremos mucho del futuro de lo que hoy sucede.

Los profesionistas tendrán retos importantes en el futuro, ya que se habla de que para 2022 alrededor de 70 millones de puestos de trabajo van a ser digitalizados, eso les impactará.

Oportunidades para México
También para 2022 la expectativa es que deben generarse 120 millones de nuevos trabajos en el mundo, eso garantiza oportunidades para nuevas áreas, especialmente en algunas que no brillaban tanto como antaño; por ejemplo, el sector agricultura ya con tecnología incorporada como sistemas de robots para selección de fruta, sectores de infraestructura como puertos y aeropuertos, etc.
En talento México tiene muchas oportunidades porque el país cuenta con potencial, ABB está en pláticas con instituciones públicas y privadas para incorporar a los mejores estudiantes en cada área en donde la compañía participa.
Las tecnologías son cada vez de menor costo, pero mucho más eficientes y más avanzadas; en ese sentido México tiene una gran oportunidad para enfrentar los retos de la automatización, este país tuvo el sitio 23 en estudios recientes elaborados por el Foro Económico Mundial, que medían la posibilidad de incorporar estas tecnologías a sus áreas productivas. Vicente Gutiérrez explicó que a nivel global los ingresos de la empresa están más o menos balanceados, aunque en México ha crecido un poco más la automatización.