Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) encabezó por separado los Consejos de Administración de CFE Calificados y el de la Empresa Productiva Subsidiaria (EPS) Suministrador de Servicios Básicos, en los que se aprobó el Manual de Prácticas Anticorrupción y de Conflicto de Interés y se priorizó la Atención a Clientes para la subsidiaria.

Durante la reunión de CFE Calificados, Marco Antonio González Martínez, director general de esta filial, destacó los principales puntos que rigen este Manual, en lo que destacan la prohibición en el otorgamiento de dádivas o compensaciones indebidas; la prohibición expresa de recibir obsequios; tratamiento específico de conflictos de intereses de consejeros, directivos y colaboradores de la empresa filial.

Así también destacó la implementación de medidas disciplinarias para consejeros, colaboradores y directivos por incumplimiento del Manual, el establecimiento de un grupo de trabajo en Control Interno y Riesgos de CFE Calificados, y transparencia rigurosa en los registros contables de la filial.

Al respecto, Bartlett Díaz enfatizó que para el presidente Andrés Manuel López Obrador es fundamental el combate a la corrupción, por lo que este Manual además de aprobarlo es indispensable “cumplirlo y que no quede solo en papel”.

En su intervención, César Fuentes Estrada, director corporativo de Ingeniería y Proyectos de Infraestructura, informó que para el segundo semestre del año se reforzará la capacidad instalada de la CFE con gas natural, para ser competitivos en el mercado eléctrico.