En el tercer trimestre de 2018, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) registró una utilidad neta de 2,058 millones de pesos, cifra que representó un incremento de 3,548 millones de pesos respecto al mismo periodo del año pasado.

Al dar a conocer los resultados financieros del tercer trimestre del año, la empresa informó que dicho resultado se debe en parte por el incremento en los ingresos registrados por la CFE, los cuales aumentaron 20 por ciento.

Precisó que los ingresos se vieron beneficiados por mayores ventas por concepto de energía eléctrica, al reconocimiento parcial del subsidio a las tarifas eléctricas para usuarios finales otorgado por el gobierno federal y a un incremento en venta de combustibles a terceros.

Sin embargo, indicó, aún se registran ingresos por venta de energía del periodo enero-septiembre por 10,115 millones de pesos menores con respecto a los ingresos programados en igual lapso, ocasionados por la implementación de la metodología tarifaria por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

En el tercer trimestre de este año, los costos de combustibles mostraron un aumento de 65% respecto a similar periodo de 2017, debido a un incremento en los precios de referencia, falta de disponibilidad de gas, así como mayores costos asociados a la venta de combustibles a terceros.

En el periodo julio-septiembre de 2018, la utilidad bruta de la CFE, es decir, aquella que se obtiene al calcular las ventas menos los costos de explotación, fue positiva por 14,807 millones de pesos, resaltó la compañía.