La Comisión Federal de Electricidad (CFE) planea invertir alrededor de 600 millones de dólares en la ampliación de cuatro subestaciones y la construcción de dos nuevas en el estado de Querétaro para el presente año, para cumplir con la demanda de los usuarios domésticos y comerciales de la entidad.

Mauricio Reyes Caracheo, superintendente regional de la CFE, señaló que se aplicarán recursos en líneas, modernización de equipos e inclusión de tecnología, al tiempo que adelantó que el próximo año también continuarán con una inversión similar.

Resaltó que se requiere de inversiones en el Bajío por alrededor de mil 500 millones de pesos para atender la actual demanda de energía eléctrica, debido a que las anteriores administraciones postergaron los trabajos de mantenimiento por la falta de presupuesto.

 “Desgraciadamente por cuestiones de políticas públicas anteriores no se hicieron las inversiones adecuadas en el Bajío en cuestión de infraestructura y ahora hemos tenido problemas en algunos lugares. Pero ahora se va a fortalecer con recursos y se va a hacer infraestructura”, abundó Reyes Caracheo.

De acuerdo con la CFE, en 2018 Querétaro fue la entidad de la región en donde más creció la demanda de energía eléctrica y el Bajío es la segunda zona en donde existe el mayor crecimiento del país en demanda y abastecimiento de energía.