La Comisión Federal de Electricidad (CFE) invertirá dos mil millones de pesos para reforzar la red de Transmisión en la Península de Yucatán, que garantizará el suministro de energía a 1.9 millones de clientes en la región.

Noé Peña Silva, director general de CFE Transmisión, aseguró que se trata de infraestructura ya existente que será adecuada para evitar la interrupción del servicio en la Península de Yucatán, por lo que la empresa ya está trabajando una doble línea que corre desde Malpaso, Chiapas, hasta Ticul, en Yucatán.

 “El objetivo de estos trabajos es darle mayor confiabilidad a la red de transmisión que interconecta el sureste con la península y que beneficiará a 1.9 millones de clientes”, resaltó Peña Silva, quien descartó una ola de apagones en esa región.

El fin se semana los estados del sureste mexicano experimentaron un apagón por las fallas en la red de transmisión eléctrica que conecta esa región, un evento que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) asoció a la quema de pastizales por esas áreas.

 “El objetivo es duplicar la capacidad hasta mil megawatts en esa ruta, con una inversión estimada de dos mil millones de pesos. La primera etapa es un transformador que se instalará en Escárcega y estará listo en mayo del 2020”, estimó.