Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aclaró que el Gobierno Federal decidió aplicar medidas espejo y comenzar un proceso de arbitraje internacional contra las empresas IEnova, TransCanada y Fermaca, porque fueron las primeras en acudir a medidas cautelares sobre la construcción de los gasoductos.

En la conferencia, Bartlett Díaz acusó de una campaña en contra de la CFE por parte de organismos empresariales, cuando la Empresa Productiva del Estado solo busca recuperar pagos adelantados por 899 millones de dólares.

Señaló que las empresas acudieron a la medida de arbitraje antes de que iniciaran las negociaciones, por lo que la CFE realizó la misma operación. “Entonces hicimos una medida arbitral como ellos lo hicieron antes de nosotros”.

El directivo aclaró que ambas partes acordaron hace semanas comenzar con un proceso de negociación, pero las empresas decidieron interponer medidas antes de comenzar esto. Por ejemplo, TransCanada acudió a tribunales mexicanos para congelar la carta de garantía.

Fermaca y TC Energy (antes TransCanada) lograron obtener el congelamiento del proceso de ejecución de la carta de garantía del contrato.