Un analista de la agencia calificadora Moody’s advirtió que el hecho de que Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía (Sener) supervisarán el proyecto de construcción la refinería Dos Bocas pone en riesgo la calificación de la Empresa Petrolera del Estado y la del Gobierno Federal.

«Esto también eleva el riesgo de retrasos y sobregiros de costos que pudieran sumar más presión a las finanzas de Pemex o del gobierno», señaló Peter Speer, vicepresidente senior de Moody’s, en un comunicado.

Insistió que el hecho de que el proyecto esté bajo la supervisión de las dependencias suma una tarea más para el equipo directivo de Pemex, que ya se encuentra luchando por frenar la caída en la producción de crudo,  mejorar la actividad de las refinerías existentes y estabilizar la situación financiera de Pemex.

«Se valida nuestra preocupación en torno a que los estimados del gobierno de México fueron optimistas», dijo el vicepresidente senior de Moody’s.

Ayer el presidente anunció que la construcción y coordinación de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, será encabezada por la Secretaría de Energía y Petróleos Mexicanos, para dejar fuera a los conglomerados inicialmente invitados a participar, debido a que no cumplían con las bases de licitación.

López Obrador resaltó que la construcción de la refinería será encabezada por ingenieros y especialistas mexicanos, con una inversión de 160,000 millones de pesos, alrededor de 8,000 millones de dólares.

Expertos en general advierten que si los mejores constructores de refinerías advirtieron que el proyecto no era viable en el tiempo y forma solicitado por el gobierno federal, lo más probable es que Pemex no pueda en esos mismos términos, lo que implicaría costos excesivos, retrasos, además de que tendrán que cubrir los gastos extra con más deuda o con presupuesto de Pemex.