Las medidas de apoyo que se brinden a Petróleos Mexicanos (Pemex) desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), deben ir dirigidos a reducir los factores de riesgos que impacten sobre las finanzas públicas y la economía del país, consideró Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico).

“Si bien no tenemos mucho conocimiento claro de las medidas que se puedan llevar a cabo, desde el punto de vista del Banxico, los comentarios son de índole general y en ese sentido esperamos que (las medidas de apoyo) puedan contribuir a reducir algunos de estos factores de riesgo”, dijo en una reunión con medios en la 82 Convención Bancaria.

Lo anterior lo comentó en referencia a la primera reunión que tuvo el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero, que está conformado por Banxico, la SHCP y las diferentes comisiones del sistema financiero, en donde coincidieron en que la situación de Pemex representa un factor de riesgo interno.