El Gobierno de México, a través de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), publicó cerca de la media noche de este lunes la convocatoria y las prebases del concurso público internacional para adjudicar un par de hilos de fibra óptica de alcance nacional, con los que su futuro concesionario podrá configurar nuevos servicios de telecomunicaciones, pero con la obligación de dotar Internet gratuito a sitios públicos, hospitales y colegios en las localidades todavía desconectadas del país.

La Red Troncal, retomado de la administración de Enrique Peña Nieto y posteriormente modificado y postergado en su ejecución, es el primer proceso de telecomunicaciones de gran alcance que Andrés Manuel López Obrador emprende durante su sexenio.

El concurso, de carácter internacional, tiene el número de procedimiento CFE-0001-P-OPSAA-0001-2019 y abre la oportunidad para que personas físicas y/o morales mexicanas o extranjeras puedan competir por la fibra oscura de la CFE, siempre que se encuentren constituidos legalmente en México como empresa e ingresen al año 1,200 millones de pesos por sus actividades y que además cuenten con activos equivalentes a 3,000 millones de pesos.

CFE también abrió la oportunidad para que los interesados envíen sus comentarios entre este 12 y 26 de marzo.

CFE evitó establecer una cifra de contraprestación que el concursante ganador deberá pagar al Estado, según el anexo 22 páginas 6-7 de las prebases.

Tampoco esclareció de qué tamaño es la extensión de los cables y ni el estado en que se encuentran los mismos.

Pero sí advirtió desde esta noche que el ganador del concurso tendrá seis meses para prestar servicios de acceso gratuito a Internet en las 8,535 localidades prioritarias establecidas en el anexo 1 de las prebases.