El presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó la primera advertencia a los dueños de las gasolineras del país para que “revisen sus márgenes de utilidad” y contengan el alza en los precios de los combustibles, pues de lo contrario, el gobierno federal crearía su propia cadena de estaciones de servicio.

“Yo hago un llamado a los concesionarios, a los distribuidores para que actúen con responsabilidad, que no se abuse, porque vamos a dar seguimiento a este tema”, resaltó en su conferencia de prensa matutina.

El presidente dijo que esta era una primera llamada y que en caso de no observar “precios justos“, el gobierno estaría pensando en crear su propio grupo de estaciones de venta de combustibles en el país.

“Si no funciona este mecanismo para lograr el propósito de que no haya aumentos, entonces pensaríamos en creer un grupo de estaciones de venta en el país, no muchas, las suficientes para que en esas estaciones se venda a precios justos”, adelantó.

“Si es necesario vamos a crear este mecanismo para estimular la competencia. Pero yo espero que con la primera medida logremos el propósito de que se estabilizarán los precios”, abundó.

Los precios de los combustibles se encuentran por encima de los 20 pesos en las estaciones de servicio de la Ciudad de México y el área Metropolitana, sin que por el momento, los apoyos del Gobierno Federal ajustes a la bajas los precios de las gasolinas.