De acuerdo con Rosanety Barrios, especialista del sector energético, aunque la estrategia del Gobierno federal por seguir distribuyendo el combustible mediante pipas se ha controlado, el sistema logístico del País sigue siendo débil. Apenas se cuenta con cuatro días de almacenamiento, un día más de lo que se tenía en enero, lo que resulta ser insuficiente para la demanda actual, e incluso para meses de alto consumo, como es semana santa o fin de año, agregó.

Hay un mejor nivel de inventarios hoy que el que se tenía en diciembre, un 30 por ciento mejor.

Pero el nivel sigue siendo muy bajo, si la demanda subiera más podríamos correr el riesgo de tener un desabasto parcial, aseguró Barrios.

Por ello señaló la importancia de contar con privados, como la infraestructura de IEnova, para poder traer más importaciones al País y asegurar el control de la demanda.

Rodrigo Favela, socio de HCX y especialista del sector energético, aseguró que México necesita contar con los inventarios necesarios para satisfacer la demanda en el País hacia fin de año, pues la importación se puede complicar por la llegada de huracanes.

Se necesita tener el suficiente producto almacenado, así como capacidad de producción a tope, afirmó. De acuerdo con datos del Sistema de Información Energética, desde el año 2010, diciembre ha demostrado tener un alza en las ventas de gasolina en el País, por encima de los mil 400 barriles diarios.