Analistas advirtieron que el uso del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) no resolverá los problemas de deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex), por lo contrario, disminuirá la capacidad de enfrentar los retos externos y pondría a México en una posición fiscal de riesgo.

La International Chamber of Commerce México (ICC México) externó su preocupación la decisión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), hace unos días pasados, en el sentido de que destinarán 100,000 millones de pesos del FEIP para ayudar a Pemex a pagar parte de su deuda.

La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria vigente y sus Reglas de Operación establecen que el FEIP está para aminorar el efecto sobre las finanzas públicas y la economía nacional, cuando ocurran disminuciones de los ingresos del gobierno federal con respecto a los estimados en la Ley de Ingresos.

En la ICC México consideramos que la decisión de disponer del FEIP para atender contingencias financieras de corto plazo en Pemex, a través del rediseño del fondo mediante una reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, tendrá como consecuencia el deterioro de un fondo de reserva que otorgaba un nivel de blindaje óptimo al país frente a posibles afectaciones a sus finanzas públicas”, argumentó el ICC..

De acuerdo con información de Hacienda, correspondiente al cuarto trimestre de 2018, el saldo del FEIP asciende a la cantidad de 280,000 millones de pesos.

El organismo privado calificó de preocupante porque frente a las expectativas de desaceleración económica mundial, que podrían eventualmente hacer necesaria la utilización del FEIP, se esté considerando mermarlo por las razones ya mencionadas.

“Eso podría generar, sin duda, que se profundicen las señales de alerta en los mercados internacionales en su percepción de un país de riesgo y, consecuencia, afectará la inversión y el desempeño de la economía mexicana“, ahondó.